Imprimir
PDF

Chihuahua

Escrito por Administrator on .

Chihuahua es uno de los 31 estados que junto con el Distrito Federal conforman las 32 entidades federativas de México.
Chihuahua se localiza al norte de México y tiene una superficie de 247 087 km², su superficie es un poco más extensa que la del Reino Unido. El estado limita al norte con los estados de Nuevo México y Texas (Estados Unidos); al oeste con los estados de Sonora y Sinaloa, al sur con Durango y al este con Coahuila.

El estado de Chihuahua se divide en 67 municipios. Su capital lleva el mismo nombre, Chihuahua,4 y su ciudad más poblada es Ciudad Juárez, ubicada en la frontera, frente a El Paso, Texas. Otras ciudades importantes del estado son Cuauhtémoc, Delicias, Parral, Nuevo Casas Grandes, Camargo, Ojinaga y Jiménez.


Ver mapa más grande

Su Historia

Prehistoria

La primera evidencia de cultura en el estado son los sitios de Samalayuca y Rancho Colorado en el noroeste del estado, donde se han encontrado puntas de flecha con características peculiares que permiten datarlas en el período Paleoindio aproximadamente entre 12000 y 7000 a. C.

Hay evidencia de que los pobladores de esta parte de América continuaron solo como cazadores-recolectores al menos hasta 2000 a. C. Esta etapa se caracteriza por los inicios de la domesticación del maíz. Poco después de 2000 a. C. se identifican cultivos de calabaza. Entre los primeros sitios con irrigación agricultura de terrazas se incluye el Cerro Juanaqueña en el norte de Chihuahua, (aproximadamente entre 1300 y 1100 a. C.). El inicio de la cerámica aparece entre 1 y 400.5
[editar]Casas Grandes y Cazadores Recolectores

El Norte y la Sierra de Chihuahua (300-1300): Durante la época Pre-Colombina el territorio de Chihuahua estuvo ocupado por diferentes culturas, algunas alcanzando cierto desarrollo urbano y comercial. Notables de este período son la Cultura de Casas Grandes (300 a. C. - 1400), relacionada con las Culturas Anasazi y Mogollón establecidas más al norte. La misma cultura dejó varias muestras en el estado como Cuarenta Casas y Paquimé propiamente dicha. La evidencia sugiere que se dedicaron al comercio, agricultura y la caza. Los Constructores originales de éstos establecimientos no eran los que encontraron los españoles el siglo XVI. La declinación de los principales centros mogollones (de los que la Cultura de Paquimé formaba parte) comenzó en el siglo XIII, antes del apogeo paquimense. Para el siglo XV algunos grupos que poblaban las ciudades asociadas a la Cultura de Paquimé se refugiaron en la Sierra Madre Occidental, otros huyeron al norte, donde se unieron a los anasazis. Se supone que los grupos taracahitas actuales (yaquis, mayos, ópatas, tarahumaras) son al parecer descendientes de los mogollones. (Ver Oasisamérica) El Este de Chihuahua (300-1300): Durante el mismo período, un poco hacia el Oeste de Texas y Este de Chihuahua, los Jornado-Mogollón se dedicaban a la casa del bisonte (o búfalo), dejando pinturas rupestres al Norte del Río Bravo en Hueco Tanks, Texas. Sin embargo nunca desarrollaron una cultura tan avanzada como los vecinos de Cultura de Paquimé.6 Hacia el 1300 ya habían desaparecido. Al parecer los sumas y mansos que encontraron los exploradores europeos eran sus descendientes. Otros ocupantes no dejaron huellas tan impresionantes sino algunas pinturas rupestres en algunos lugares del estado. El sur (300-1300): Esta zona se es clasificada como parte de Aridoamérica, donde las tribus chichimecas son las ocupantes del lugar, éstas evolucionaron en los actuales tepehuanes. Eran cazadores, recolectores y agricultores.

Colapso de 1300
En algún momento entre 1300 y 1400, las culturas de más al norte, los anasazi y mogollón colapsaron en el área de los actuales Arizona y Nuevo México. No hay una explicación clara de lo ocurrido, sin embargo al final de esa etapa los emplazamientos anasazis estaban abandonados y la mayoría de los asentamientos mogollón en Chihuahua y Nuevo México estaban ocupados por etnias diferentes a los constructores de éstos sitios. Se cree que los actuales indígenas pueblo, incluyendo los tiguas son sus descendientes (de los anasazi). Los descendientes de los indígenas pueblo preservaron a cultura semi-urbana y construyeron nuevos asentamientos, como los tigua, que aún permanecen en el área de El Paso, Texas, y recibieron a los españoles cuando arribaron a la región. Los mogollón parecen haber emigrado hacia el sur oeste y centro de Chihuahua, sin haber conservado totalmente su compleja cultura. Al mismo tiempo, diversos grupos tribales de cazadores-recolectores ocupaban la mitad Oriental del estado, principalmente los Conchos, Tobosos o Túbares y otros menores(sumas, mansos, jumanos, pescado, coahuiltecas, julimes, guazapares, chínipas,7 cocoyomes, chonchos, huites, janos, jococames, jovas, témoris, xiximes). Mientras en el área central y de la Sierra madre Occidental se cree que el principal grupo posterior a la Cultura Paquimé (mogollón) evolucionó en el de los Tarahumaras y otras etnias ahora fuera del estado (pimas y yaquis). Algunos como los tepehuanes y pimas también tenían poblaciones importantes, siendo todos al parecer sociedades con comunidades muy aisladas, y no tan desarrolladas como las constructoras del Noroeste, sumamente agresivas.

El contacto con los españoles
Es muy revelador el hecho de que la mayor parte de las expediciones dirigidas hacia Nuevo México lo hacían más por el lado de Sonora que por el de Durango y Chihuahua. Es posible que el terreno y la hostilidad de los primeros ocupantes de la región hayan sido la razón, pero los de Sonora no eran más amistosos. El caso es que las etnias del lugar eran difíciles de contactar y muy repartidas en el territorio. Al sur del actual Chihuahua se hallaban los tepehuanes. En la región de Santa Bárbara y hacia el norte en el valle del Río Conchos, la conchería (los propios conchos y los sumas y jumanos, en un primer momento los que establecieron contacto).8 Casi todos estos grupos (y otros que no se distinguían con un nombre claro, pues en diversos momentos los mismos grupos eran nombrados de formas diferentes o parecidas a los asignados por otros exploradores), eran lo que los españoles llamaban gente de las rancherías, pues su población se hallaba ampliamente distribuida sin que sus casas estuvieran necesariamente contiguas, sino separadas por grandes distancias (algunos kilómetros en algunos casos). Éste es aún el caso de los tarahumaras. La estimación de población indígena de la Nueva Vizcaya es de 350.000 habitantes. Pero es sólo una estimación, e incluye los actuales Chihuahua y Durango.8

Tepehuanes
En la zona de Santa Bárbara inicialmente se situaban los tepehuanes. Estos se extendían por todo el actual estado de Durango y el sur de la Sierra Madre Occidental. Poseedores de una agricultura incipiente de calabaza, maíz, frijol, chile y algodón. Al parecer en guerra constante con los tarahumaras a los que esclavizaban, y también dominaban a los acaxees de la sierra entre Durango y Sinaloa. Con una estructura religiosa compleja, practicaban la poligamia y al parecer el canibalismo. Eran gobernados por caciques, hoy en día llamados gobernadores indígenas.8

Conchos
Más precisamente, la conchería, que incluía a los conchos, pero también a los grupos en los valles de los ríos Conchos, Florido y San Pedro, y más al norte de la confluencia con el Río Bravo. Incluía a los chinarras, chisos y tapacolmes. También era gente de ranchería, que en pocas ocasiones vivían en asentamientos contiguos. Cazadores de conejos, ratas, bisontes, venados, y berrendos. Ellos habitaban en zonas de los municipios más al norte.

Rarámuris

Los rarámuris ocupaban la zona al norte de Santa Bárbara, hasta el sur del la Sierra Madre Occidental. Ya tenían cierto grado de desarrollo agrícola y eran también cazadores-recolectores. En aquella época (como en la actualidad), eran el ejemplo típico de gente de la ranchería. En las zonas limítrofes con los tepehuanes permanecían al parecer en cierto grado de conflicto, y en algunos casos eran esclavizados por ellos. Cada ranchería o región era gobernada por un cacique.

Tobosos
Los tobosos parecen haber sido parte de los grupos chichimecas, viviendo más hacia el este del Río Conchos, hasta el área conocida como el Bolsón de Mapimí, también es uno de los más grandes grupos indígenas de Chihuahua.

Otros Grupos
Diversos grupos menores ocupaban diversas zonas al momento del contacto (sumas, mansos, jumanos, pescado, coahuiltecas, julimes, guazapares, chínipas, chinarras, chisos, tapacolmes, pasaguantes). Pero aun ahora, en algunos casos no hay un consenso acerca de la identidad de estos grupos y aún otros que solamente han sido registrados una o dos veces.

Exploraciones españolas
Es generalmente aceptado que el primer europeo en llegar al área de Chihuahua fue Álvar Núñez Cabeza de Vaca entre 1528 y 1536, quien fue abandonado en las costas de Luisiana y acto seguido esclavizado por los indígenas de la zona. Más tarde huyó hacia el Este, cruzó el Río Bravo y se internó en el desierto al Este de Chihuahua. Ahí tuvo contacto con Conchos y Tarahumaras, que lo guiaron hacia la ruta del Mar de Cortés. Al mismo tiempo, la expedición de Nuño de Guzmán (1529-1531) sentaba las bases para la colonización desde el Sur, conquistando los actuales espacios de Michoacán, Sinaloa, Jalisco, y Zacatecas. Al principio la colonización se dirigía desde la Ciudad de México. Sin embargo en 1549 se creó la Audiencia de Nueva Galicia en Guadalajara, nombre que cambió a Audiencia de Guadalajara en 1560. Desde ahí se dirigirían los esfuerzos para conquistar el norte de México. Las principales exploraciones fueron las de:

Francisco de Ibarra en 1562 y 1566 (en el curso de las cuales se encontró con Paquimé o Casas Grandes y fundó Durango en 1563, base de posteriores exploraciones desde el sur). Uno de sus soldados (Rodrigo de Río de Loza) fundó Santa Bárbara en 1564. Durante este período inicial, esta zona se conoce como la Nueva Vizcaya incluyendo el territorio de Durango. Es desde Durango desde donde parten las primeras exploraciones. El objetivo de los exploradores eran las míticas ciudades de oro de Cíbola y Quivira, mito afianzado por las historias de Fray Agustín Rodríguez. (Aunque el primer establecimiento permanente ocurrió en 1564 en Santa Bárbara, recientemente el historiador Héctor Arras parece tener documentación que sugiere un establecimiento anterior en Parral por misioneros franciscanos, no hay sin embargo ningún consenso al respecto, incluso entre los historiadores.)

Diversos misioneros Franciscanos algunos de los cuales fundan Valle de San Bartolomé (hoy Valle de Allende) en 1569, provenientes unos de la costa de Sinaloa y otros desde Durango, entre ellos el primer misionero en la región parece haber sido Fray Agustín Rodríguez quien predicó en el estado a los indígenas en 1581 (ver ref 1581).

Francisco Sánchez El Chamuscado en 1581.8 9 Quién salió a buscar las Siete Ciudades de Oro por instigación de Fray Agustín Rodríguez, saliendo de Santa Bárbara y falleciendo poco antes de regresar ahí en 1582. El propósito original de esta expedición era la evangelización por los franciscanos.

Antonio de Espejo en 10 de noviembre de 1582.8 Saliendo de Valle de Allende, entonces San Bartolomé para explorar Nuevo México.10
Gaspar Castaño de Sosa 159511 Que siguió el Río Bravo desde la actual Monclova, aunque es más probable que se haya dirigido al norte por el Río Pecos.

Antonio Gutiérrez de Umaña y Francisco Leyba de Bonilla 1590.[cita requerida] Desde Santa Bárbara para explorar Nuevo México. 1594 Una expedición no autorizada hacia el Norte, es posible que pasara por el Río Bravo, llegara hasta Nuevo México y los actuales Arkansas y Kansas. Casi toda esta expedición es conocida por un náhuatl sobreviviente que relató el fin de la historia.,12 el indígena fue encontrado en 1598 por miembros de la expedición de Oñate refugiado entre los indígenas pueblo en Nuevo México.13

Vicente de Zaldívar en 1588.8 1598 Para encontrar un camino más directo a Paso del Norte desde Santa Bárbara, en preparación de la expedición de Oñate. Las expediciones anteriores habían seguido el Río Conchos hasta La Junta con el Río Bravo y de ahí este último hacia el norte.14

Juan de Oñate en abril de 1598 cruzando el Río Bravo en Paso del Norte, creando el Camino Real al fundar Santa Juana en Nuevo México y recorrer la ruta de regreso hacia la Ciudad de México. Llevaba consigo 30 familias para colonizar Nuevo México.
Marqués de Rubí con Nicolás de la Fora y José Urrutia en 1766 para definir las fronteras del norte.15
[editar]Primeras fundaciones

Santa Bárbara en el año 1564, ahí inicia El Camino Real de Tierra Adentro, e impulsó el desarrollo del Valle de San Bartolomé.
Valle de San Bartolomé en 1574 (hoy Valle de Allende), por misioneros franciscanos
Parral como ayuntamiento en 1629 (hoy Hidalgo del Parral)
Paso del Norte en 1659 (hoy Ciudad Juárez)
Misión del Carrizal (jesuita) en 1687 con 14 familias tlaxcaltecas.
Misiones Franciscanas del Río Bravo con 16 familias tlaxcaltecas en 1698.
San Pablo Apostol Por Fray Andres Ramírez, el 29 de junio del año 1709, Franciscanos.
San Felipe El Real de Chihuahua, hoy la Ciudad de Chihuahua se funda el 12 de octubre de 1709, por Antonio de Deza y Ulloa.
San José de Parral en 1631, que albergó tanto españoles como indígenas tlaxcaltecas, nahuas, tarascos, yaquis, ópatas, sinaloas, tepehuanes y tarahumaras.

Epidemia de 1586
Ésta causó la evacuación de la población más septentrional de Nueva Vizcaya entre 1586 y 1588.

La labor de los misioneros
Los primeros en llegar al estado son, como se mencionó, los misioneros franciscanos, que habían llegado a la Nueva España desde el inicio de la conquista en 1524. Desde Valle de San Bartolomé en 1574, iniciaron la evangelización de la población indígena, Siendo los primeros parecen haberse especializado en los conchos y chinarras, siguiendo principalmente las zonas comunicadas por las primeras rutas (Camino Real de Tierra Adentro) entre Nuevo México y Durango.

En 1604 fundaron la Misión de San Francisco de Conchos (con Atotonilco como pueblo de visita), en 1607 la Misión del Tizonazo, cercana a la Misión de Indé, (ésta última en Durango). no es clara la razón por la cual, a pesar de tener contacto durante décadas con los tarahumaras, no tuvieron mucho éxito evangelizándolos.

Los misioneros jesuitas se repartieron por el centro y suroeste del territorio actual. A partir de 1591 desde Sinaloa, procedieron a fundar misiones entre los tepehuanes: Misión de Santiago Papasquiaro en 1599, Misión de Santa Catalina, Misión de El Zape, Misión de Guanaceví, todas en el actual Durango, para de ahí avanzar entre los tarahumaras. Pronto la competencia entre ambas órdenes se inició un reparto de-facto. Este se reafirmó con conflictos como el de 1677 en Yepómera, donde habitaban conchos y tarahumaras en ambas riberas del río. Los líderes de ambas órdenes en la región (provinciales), que asignaron a los jesuitas la Sierra Madre hasta Yepómera, y al este hasta la junta del Río San Pedro y el Río San Lorenzo. Quedando la parte llana a los franciscanos.16 Los jesuitas se dedicaron primero a establecer una relación de confianza con los habitantes, aprendiendo sus lenguas, y formando la jerarquía social entre los tarahumaras: siriame-gobernador, kapitani-capitán, jenerari-generales, biskari-fiscales. Dicha estructura subsiste aún.

El primer misionero jesuita entre los tarahumaras fue el padre Joan Font, en 1604. Fundando la Misión de San Pablo de Tepehuanes, (Balleza). La intención era la de eliminar el conflicto entre tepehuanes y tarahumaras. Sin embargo, está se abandonó con el inicio de la Primera Rebelión Tepehuana en 1616. Al final de ésta, se funda la San Miguel de las Bocas en 1630, primera entre los tarahumaras. Luego la de Misión de San Felipe en 1639 y la Misión de San Ignacio. Toda la expansión se detuvo con la Rebelión Tarahumara de 1646, la Rebelión de Guazapares de 1632 y al Rebelión de la Confederación de Siete Naciones en 1644. Muy posteriormente, hacia 1748 se establecen los pueblos de misión de Santa Inés de Chínipas, Santa Teresa de Guazapares, San Javier Cerocahui, y Purísima Concepción de Tubares. Todas estas fundaciones se vieron interrumpidas por las diversas rebeliones. No es clara la razón de las continuas rebeliones, pero una causal posible es el inicio del proceso de Reducción de indios|reducción, que daba lugar al establecimiento de pueblos. A partir de la fundación de éstos, la autoridad civil virreinal de la Nueva España ejercía de inmediato un poder mucho mayor sobre los indígenas.

Rebelión de 1680
En 1680 los colonizadores de Santa Fe, Nuevo México se refugiaban en Paso del Norte, huyendo de los indios Pueblo quienes habían tomado la ciudad, permaneciendo ahí doce años hasta que la expedición de Diego de Vargas reconquistó la zona en 1692.17

Estado Interno del Norte

Poco después de la Independencia los federalistas se levantaron contra Iturbide. Chihuahua se unió con a la lucha, después de un incidente sin gran importancia en Janos. En Durango se tomaron medidas en un principio contra el movimiento, pero el 5 de marzo de 1823 las tropas se declararon a favor de éste, así como la mayoría del pueblo. El Comandante General Cordero dimitió, al igual que hizo el general de brigada I. del Corral, gobernador civil y militar en Durango, con lo cual la diputación provincial declaró sucesor a Juan Navarro como intendente, y a Gaspar de Ochoa, coronel de la guarnición, como comandante en lugar de Cordero.18
Artículo principal: Historia del Estado de Chihuahua.